La Educación de los Hijos, Comprendiendo primero la NECEDAD.

Si entendemos lo que es la NECEDAD, de donde se origina, el porqué se manifiesta en nuestros Hijos, vamos a saber  tomar acciones que ayuden enormemente en la educación de los Hijos.

Según el diccionario ESPAÑOL, NECEDAD es la cualidad del NECIO y NECIO es un Ignorante y que no sabe lo que podía o debía saber. Es un Imprudente o falto de razón. Es un Terco y porfiado en lo que hace o dice.

La Necedad se origina por la desobediencia de ADAN a DIOS, es la vieja naturaleza que nos heredó ADAN y EVA, todos los que venimos a este Mundo venimos con esta naturaleza.

EL NECIO niega a DIOS, piensa en sí mismo para su propio provecho, tiene toda la avaricia, nunca piensa que va a estar en la presencia de DIOS, no piensa en sus Padres se constituye en tristeza para ellos, solamente piensa en él, hace tonterías.

El niño manifiesta su Necedad cuando se hecha al suelo y empieza hacer los berrinches. La Necedad es traicionera puede crecer con nosotros, puede pasar todas las edades los 15, 20, 25, 40, 60 años, aún puede llegar hasta  la muerte.

¿Cómo podemos corregir la Necedad?,  ¿Cómo dominar la Necedad e instruir una buena Educación de los Hijos?

Pues bien, para la corrección de la Necedad, tenemos que seguir las instrucciones que nuestro DIOS Padre nos indica en la BIBLIA,  y es el criarlos en la  Disciplina y Amonestación del SEÑOR, desde recién nacidos hasta los 12 o 13 años. La Disciplina purifica el corazón de nuestros Hijos.

Hebreos 12 versículo 15 dice: “ Y habéis olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige, diciendo Hijo mío, no menosprecies la disciplina del SEÑOR, ni desmayes cuando eres reprendido por él; Porque el SEÑOR al que ama, disciplina, y azota a todo el que recibe por hijo. Si soportáis la disciplina, DIOS os trata como a Hijos; porqué ¿Qué Hijo es aquel a quién el Padre no disciplina?”.

Cuando aceptamos  CRISTO, llegamos a tener las 2 naturalezas, la Necedad (Naturaleza Carnal) y la Espiritual. Nosotros los Padres debemos basar la Educación de los Hijos, primordialmente en el  aspecto Espiritual, instruyéndoles en tener una relación con CRISTO, a diario y en todos los aspectos de nuestras Vidas

La Necedad estará dominada cuando aceptamos a CRISTO, cuando tenemos una relación de VIDA con CRISTO,  por la puesta en práctica de los principios CRISTIANOS.

Escríbeme un Comentario.

Un Abrazo.

Pablo Simbaña Cabezas

About these ads
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s